Trastornos Dentales

BruxismoEste tipo de problemas cada vez es más frecuente, y cada vez se presenta en personas de menor edad. Pueden presentar problemas de oclusión y/o bruxismo, asociado a cefaleas, dolor de cuello, dolor de hombros, dolor en columna torácia superior, entre otras. La posición articular alterada de la Articulación Temporo-Mandibular afectará la posición de los dientes, posición cabeza y cuello, complejo del hombro, zona torácia superior y media, dolor lumbar, problemas respiratorios (respirador bucal), alteración diafragmática, etc.

Aunque parezca lejana la zona lumbar y la articulación Temporo-Mandibular, hay correlación. Cuando la cabeza se encuentra en anteposición se produce un aumento de la actividad de los erectores espinales de la columna lumbar. Problemas en la articulación Temporo-Mandibular genera anteposición cabeza y cuello, y éste genera aumento en la actividad de los erectores espinales lumbares, produciendo en el tiempo; dolor lumbar.

Las cefaleas se producen por apretar los dientes. El aprete excesivo de los dientes genera desgaste anticipado de los mismos. Esto causa aumento en la actividad de los músculos maséteros, temporales, ECOM, suprahioídeos, etc. Todos estos músculos pueden generar dolor referido hacia la cabeza y cuello. Al aumentar la tensión del Masétero y Temporal se genera aumento en la tracción del Maxilar y la Mandíbula. Esto puede ocasionar pérdidas dentales sin razón aparente, dolor de oído, etc.

Con la terapia manual se pueden aliviar muchos de los síntomas y, hasta, desaparecer por completo, dando un correcto funcionamiento a la articulación Temporo-Mandibular.