Disfunción: causa vs consecuencia

La disfunción es una alteración de la función. Tiene que ver con una anormalidad en el funcionamiento biomecánico y neurofisiológico de uno o varios segmentos del cuerpo. Según el Dr. Paris, “la disfunción es un estado de mecánica alterada, con un aumento o disminución del movimiento normal esperado o la presencia de movimientos aberrantes”.

La disfunción genera consecuencias en el tiempo. Mientras mayor sea el tiempo disfuncional, más compleja es la rehabilitación. Esta disfunción, generalmente, genera dolores en zonas distales a la causa del problema. Por ende, el dolor que una persona presente, sin causa aparente (atraumático), lo está generando una zona disfuncional, la cual no aqueja a la persona al momento de consultar. Cuando se rehabilita la “causa” de la disfunción, la persona se puede recuperar en su totalidad. Cuando se tratan las “consecuencias” el dolor reaparece, haciendo que las personas tomen malas decisiones clínicas.

Muchas veces las cirugías dejan al paciente con el mismo dolor o, al tiempo, la persona vuelve a sentir las mismas molestias por las que se operó. Esto es porque no se atacó la “causa” del problema.

Con la evaluación exhaustiva de Terapia Manual usted podrá saber la causa de su disfunción y cómo abordarla de la mejor forma, para su completa recuperación.